El edificio destinado a punto de información

es obra del arquitecto Iban Jaén.

En sintonía con el resto de las actuaciones, el edificio busca integrarse en la dehesa y generar el mínimo impacto físico y visual sobre ella, alterando lo mínimo posible su estado original y conservando su carácter de dehesa ganadera.

En este sentido, Iban Jaén ha proyectado un edificio de madera, prefabricado en taller y luego montado in situ, ligeramente elevado sobre el terreno para evitar modificar el medio natural en su fase de construcción, de uso y de desmontaje, a modo de edificio posado en el suelo.

Materiales

Los módulos utilizados como fachadas, forjados y cubiertas son de entramado de madera maciza (certificada procedente de bosques gestionados de forma sostenible), rellenos de lana de roca rígida y arriostrados con tableros contrachapados.

El revestimiento exterior del edificio es de tarima de madera de castaño sobre rastreles, formando una cámara ventilada que le protege del sol y que envejece de manera natural ya que no lleva tratamiento químico.

Eficiencia energética

Desde el punto de vista energético el edificio es autosuficiente ya que dispone de 14 paneles fotovoltaicos que cargan 24 baterías, sistema que le permite una autonomía de 2 días sin radiación solar, cubriendo todas las necesidades de electricidad. Además, la calefacción es una estufa canalizable con ventilador incorporado que utiliza la propia leña de las podas de la dehesa como biomasa.

Respecto a los residuos procedentes de inodoros y lavabos, se ha construido una ecolaguna o humedal artificial para su depuración por medio de plantas.

Sostenibilidad ambiental

El edificio se ha diseñado y construido con los sistemas más eficientes y ecológicos logrando así los más altos estándares de aislamiento, estanqueidad, durabilidad y eficiencia, características que unidas al enfoque del proyecto general resulta un ejemplo de actuación sostenible desde todos sus ámbitos: medioambiental, económico, social y cultural.

El edificio para recepción e información de visitantes ha contado con la colaboración de Klimark y Ecolagunas, y ha sido construido por la empresa Mabitat Solutions.