La dehesa de Garoza se encuentra en Muñogalindo, a 16 km. de la ciudad de Ávila.

El centro de acogida de visitantes se encuentra en la Sala Amblés (Plaza Buen Gobernador, 1), que acoge una colección de obras, seleccionadas por el propio Agustín Ibarrola, que ayudan a comprender y contextualizar las piedras pintadas en Garoza.

Desde la localidad se puede acceder a la dehesa por un sendero balizado de 350 m. de recorrido que conduce al Mirador del Amblés. Desde el mirador, que cuenta con aparcamiento, parte el camino peatonal (450 m.) que lleva a la dehesa.

Para acceder al mirador por carretera se toma el desvío por la carretera de Balbarda (situado a las afueras de Muñogalindo, km 273 de la N-110). Tras 1,1 km se alcanza el mirador y el inicio del camino peatonal.